Par Biomagnético

Descripción del método:

 Todo en el universo, las galaxias, nuestro planeta, los seres vivos con sus células, moléculas y átomos, todo, tiene un campo magnético que se está moviendo continuamente entre sus dos polaridades positivo y negativo, tendiendo siempre hacia un punto de equilibrio donde pueda existir la  vida y la salud que la haga posible.   Hay veces que las personas y los animales por causas externas o internas pierden ese delicado equilibrio y no consiguen recuperarlo por sí solos creando un círculo vicioso que los lleva a la destrucción.

 

El Par Biomagnético o Biomagnetismo está basada en esta dualidad magnética de la naturaleza y busca corregir esos desequilibrios por medio de imanes que interactúan con los iones del cuerpo al ser aplicados en puntos específicos.  Fue descubierta por el Dr. Isaac Goiz en los años 80 y desde entonces se ha estado desarrollando y expandiéndose por muchos países.

 

Hemos podido comprobar que con la ayuda de imanes de mediana intensidad se puede restablecer el PH neutro de ciertas zonas del cuerpo, inhibiendo la acción de bacterias patógenas, virus, hongos y parásitos que aprovechan estos ambientes en desequilibrio para volverse dañinos.  Al restablecerse el pH adecuado el cuerpo comienza a funcionar con mayor vitalidad, el sistema inmunitario activa la depuración del organismo que tiende por su propia naturaleza y si nada se lo impide a mantenerse en perfecta salud.

 

Esta terapia se puede complementar con otras terapias alternativas y con la mayoría de los tratamientos médicos oficiales.  Es una técnica no invasiva, no utiliza jeringuillas ni complejos aparatos, ni siquiera hace falta desvestirse.

Cada persona es diferente y única y por lo tanto los puntos donde han de colocarse los imanes serán diferentes en cada uno llegando a formar una especie de mapa en el cuerpo que puede ser localizado e interpretado por el terapeuta.

El  paciente tumbado boca arriba se acomoda en una camilla y el terapeuta realiza un rastreo completo colocando parejas de imanes de una determinada potencia y polaridad sobre su cuerpo. Una vez localizados los puntos particulares donde han de colocarse los imanes, estos se dejan sobre el cuerpo alrededor de 20 minutos para que causen el efecto buscado.

 

Esta terapia ha ayudado a restablecer la salud a personas que sufrían diversas dolencias como  fibromialgia, problemas digestivos, asma, invasiones por hongos, eczemas, cistitis, herpes, tumores, dolores articulares o musculares, migrañas, tinitus, hepatitis y otras afecciones causadas por infección bacteriana o vírica, consiguiendo también parar la evolución de algunas enfermedades degenerativas y autoinmunes.

También puede usarse  como prevención, eliminando microorganismos en estado latente cuando aún no han producido efectos visibles en el cuerpo, y corrigiendo los campos energéticos que han sido alterados por culpa de emociones intensas o desagradables que dejan al cuerpo más vulnerable ante agentes externos.

 

Para más información ponte en contacto con nosotros en el tlf. 669 919 013, en el correo centrointegralcsi@gmail.com, o envianos un mensaje a través del formulario de contacto.